¿En qué consiste el proceso administrativo de una empresa?

Compartir
07 de junio de 2018

El proceso administrativo de una empresa es de la mayor importancia para que sus directivos logren tomar las decisiones adecuadas.

Entre sus componentes se cuenta la planeación (investigación, creación de estrategias), la organización (reglas, cargos, comportamientos), la dirección (ejecución de planes, motivación, comunicaciones internas) y el control (evaluación del desempeño).

Para facilitar el manejo de todas esta variables, hoy existen los denominados software ERP (como el que ofrece Manager Software, Manager ERP y Flexline ERP), que son herramientas tecnológicas que dan apoyo a la gestión empresarial y otras áreas como inventarios, contabilidad y remuneraciones.

Mapa de procesos de una empresa

Este mapa permite identificar las interrelaciones que existen entre todos los procesos involucrados en la gestión.

Los procesos estratégicos se dividen en tres grandes áreas: los procesos estratégicos, los procesos operativos y los procesos de soporte. A partir de estos tres es que se van identificando procesos de menor tamaño y que finalmente van integrando cada grupo.

El mapa de proceso administrativo de una empresa se podría definir como una gran telaraña en que los distintos conjuntos y subprocesos se mantienen relacionados de una u otra forma.

Proceso para crear una empresa

Según la legislación chilena, el primer paso para crear una empresa es definir el tipo de organización, que puede constituirse como persona natural o jurídica.

Si lo hace una persona natural, es el propio interesado el que sume todo el conjunto de deberes y obligaciones de la empresa, incluyendo sus deudas.

En el caso de hacerlo a través de una persona jurídica, es sobre la empresa que recaen todos los derechos y deberes.

El ministerio de Economía dispone de dos modalidades para iniciar el proceso administrativo de una empresa: una se llama “Tu empresa en un día”, que permite constituir una empresa de manera electrónica; la otra es la forma tradicional, que permite conformar cualquier tipo de compañía, independiente de su tamaño y forma.